Equipos inadecuados

En el mercado laboral específico de trabajos verticales o en altura también nos encontramos con equipos, incluso deportivos, que no cumplen con las normas exigibles para el uso que se les aplica.

 

Aunque son elementos que se han utilizado durante años en trabajos verticales, la razón por la cual es interesante que no deban seguir utilizándose se debe a la obligación de cumplir con la Ley y la responsabilidad de aplicar la seguridad correcta o máxima. La Ley es de mínimos, es decir por lo menos hay que cumplir con la Ley para disponer de una seguridad mínima, todo lo que mejoremos en exigencias es mejorar nuestra seguridad.

Los equipos inadecuados a los que hacemos referencia son los siguientes:

 

Descensor tipo Stop

La aparición de la norma UNE-EN 12841:2006 ha supuesto casi la jubilación de nuestro descendedor tipo Stop de toda la vida. En ella se especifica qué dispositivos de los que instalamos en las cuerdas para nuestro desplazamiento y aseguramiento son aptos o no, es decir, no deberían utilizarse dispositivos de ascenso, descenso o anticaídas sino cumplen los requisitos de esta norma.

 

Los elementos para realizar estas maniobras se denominan “Dispositivos de regulación de cuerda” y se definen como “componentes que, cuando se montan en una línea de anclaje de tipo y diámetro apropiados, permitirá al usuario variar su posición a lo largo de la misma.

 

Los dispositivos de regulación de cuerda se subdividen en los tipos A, B y C.” El mismo dispositivo de regulación de cuerda puede ser conforme a más de un tipo. Los dispositivos de regulación de cuerda tipo A son los bloqueadores anticaídas tipo Asap o Stick Rum. Los dispositivos tipo B son los bloqueadores de sujeción tipo Jumar o bloqueador de puño mientras que los descendedores son de tipo C.

 

Éste se define como “Dispositivo de regulación de cuerda por rozamiento, accionado manualmente, que permite al usuario conseguir un movimiento de descenso controlado y una parada, sin manos, en cualquier punto de la línea de trabajo” Este debe contar con sistema anti-pánico.

 

El descendedor tipo Stop no cuenta con sistema antipánico, ya que si al hacer uso de él accionamos la palanca que libera la presión sobre la cuerda y que posibilita el descenso, sin sujetar debidamente la cuerda que sale de aparato y de dirige hacia abajo, el descenso continúa. En el supuesto de que un trabajador, haciendo uso de él tuviese un error, y se encontrara con esa situación, lo más fácil y comprensible es que reaccione aferrándose con fuerza a la palanca y el resultado sea un descenso incontrolado y una razón convincente para no seguir usándolo en trabajos verticales.

 

Asegurador tipo Grigri como descendedor

Debemos recordar que el Grigri es un dispositivo diseñado para realizar aseguramiento dinámico a un escalador. No es un descensor homologado con la norma EN 341 y no dispone de sistema antipánico por lo que no debemos usarlo como descendedor en el ámbito laboral.

 

Bloqueador de sujeción tipo Shunt como bloqueador anticaídas

El Shunt, o pato, es el aparato que nos permite asegurarnos a la/s cuerda/s en las situaciones de sujeción. No es un anticaídas. Como anticaídas deberemos utilizar un bloqueador anticaídas deslizante sobre cuerda tipo Asap, Rocker, Stick run o elemento similar que cumpla con la norma EN 353-2.Lo podemos utilizar cuando no haya posibilidad de sufrir una caída. El Shunt está diseñado para evitar la caída, no para detenerla una vez producida.

 

Descendedor tipo “8”

Se trata de uno de los descensores más habitual entre los escaladores de hace años, prácticamente desplazado por el “Grigri” de Petzl. En su uso hay que tener muy en cuenta el no soltar la mano que sujeta la cuerda que sale del ocho, la que se dirige hacia abajo, pues este sistema de descenso no cuenta con sistema de frenado, solo la mano que sujeta esta cuerda y, de no ser debidamente sujeta, la caída sería descontrolada, por lo que es obligatorio el uso conjunto de un bloqueador anticaídas. En montaña se usa junto con el Shunt en descensos pero en el sector laboral de los trabajos verticales no debe utilizarse. No cumple con la norma EN 341 sobre descensores y tampoco es un asegurador con mecanismo de freno. El descensor I´D de Petzl es mucho más seguro que un ocho como descendedor y además cumple con la normativa exigible a un descensor homologado.

 

Mosquetón sin cierre de seguridad

La auto-apertura del mosquetón por carecer de cierre de seguridad es razón suficiente para no contar con él en nuestro equipo personal. El tipo de mosquetón adecuado, y que cumpla con la norma EN 362, debe contar con cierre de seguridad que implique, al igual que los bloqueadores, dos acciones voluntarias por parte del trabajador para su apertura.

 

Disipadores

En el mundo laboral sólo podemos usar absorbedores de energía, nunca disipadores de energía.

 

La diferencia entre un absorbedor y un disipador es que mientras el primero esta pensado para absorber la energía rompiendo sus costuras amortiguando o extinguiendo las radiaciones que lo atraviesan, el segundo desliza y disipa con ello la energía absorbiendo en forma de calor proveniente de la fricción de la cuerda con el disipador, ambos aumentan su longitud inicial. El absorbedor o disipador de cinta son desechables una vez parada una caída y los disipadores de placa para cuerda o cinta son reutilizables.

 

Los absorbedores de energía son más usuales en trabajos en altura y deben aguantar 2 kN sin abrirse y hacerlo antes de los 6 kN (según norma EN 355) mientras que los disipadores son más conocidos en el mundo deportivo y en algunos disipadores el deslizamiento comienza a partir de 1 Kn o el equivalente a la fuerza generada por una persona de 70 kg en una caída al mismo nivel o 50 cm de altura, los disipadores de energía de placa para cuerda o cinta, suelen descoserse a partir de una fuerza de choque a partir de 2 kN, lo cual en sí ya evita daños y permite una detención mucho más dinámica de la caída reduciendo la posibilidad de que puedan fallar los seguros u ocasionar daños en el cuerpo de la persona que sufre la caída.

 

Descárgate este contenido AQUÍ

Si estas interesado en formarte con nosotros, solo tienes que ponerte en contacto.

X