Anticaidas retractil

El anticaídas retráctil (EN 360) es un dispositivo que permite al operario, una vez unido a un sistema de seguridad anticaídas, realizar los trabajos libremente y pararle en caso de caída.

 

Se trata de un mecanismo de recuperación automática de cable, o cinta, unido a un sistema de frenado/amortiguación/retención, que se puede utilizar tanto en interior como exterior.

 

Podemos contar con dispositivos de cable de 10 a 60 metros, y el grosor suele ser de 4 o 6 mm Ø. En cinta podemos contar con retráctiles de 2,5, 6 o 10 metros.

 

La instalación de estos mecanismos consiste en colocarlo sobre un anclaje evidentemente seguro y a él anclar el enrollador anticaídas. Viene a ser como un elemento de amarre que se retrae adaptándose a la longitud deseada.

Este elemento suele ir situado en un anclaje único o portátil, conformando en conjunto un punto de anclaje seguro para hacer maniobras en lugares delicados. Con un conector de gran abertura puede anclarse directamente en una estructura.

 

El grado máximo de inclinación del anticaídas retráctil no debe sobrepasar los 40º, y conviene revisar el bloqueo del aparato en el suelo, antes de su instalación y posterior uso por algún operario de trabajos en altura.

 

El mantenimiento siempre se realizará según las indicaciones del fabricante.

 

Descárgate este contenido AQUÍ

Si estas interesado en formarte con nosotros, solo tienes que ponerte en contacto.

X