Mantenimiento

En cumplimiento de la Directiva Europea 89/686/CE y las Normativas Europeas EN 795 y EN 363, se debe realizar una inspección obligatoria a todos los dispositivos de seguridad o anclaje una vez al año.

 

En la inspección de una línea de vida deben revisarse el estado de los siguientes elementos:
1. El estado del cable. (Comprobándose los desperfectos ocasionales como aplastamientos o deformaciones)
2. Tensión adecuada de trabajo del mismo.
3. Estado de los extremos del cable. (Guardacabos, sujetacables y manguitos)
4. Estado del absorbedor de energía. El testigo de caída debe estar intacto, en caso de que el sistema no contara con él, se deberán hacer las pruebas pertinentes. (Elasticidad y contracción)
5. Estado del tensor. (Debe conservar los dispositivos anti-manipulación)
6. Estado de los postes de anclaje de extremidad e intermedios. (Corrosión, soldaduras y resistencia)
7. Estado de las fijaciones. (Apriete y corrosión en los tornillos)
8. Estado de las piezas en contacto con el cable. (comprobando mediante control visual la no deformación, estado de las soldaduras y la corrosión)
9. Estado de los soportes donde quedan situados los anclajes que soportan la línea de vida.
10. Prueba de uso. Especialmente el paso por los anclajes intermedios.

 

El resultado de la inspección del sistema de seguridad se reflejará en un informe que se entregará a la propiedad con el resultado de las pruebas realizadas y siempre según las indicaciones del fabricante.

Si estas interesado en formarte con nosotros, solo tienes que ponerte en contacto.